El Trofeo Princesa Sofía Mallorca by Iberostar avanza hacia la paridad de género

En el Día Internacional de las Mujeres, el Trofeo Princesa Sofía Mallorca by Iberostar rinde homenaje a las mujeres de la vela, que claman por aumentar la representación femenina en todos los niveles de este deporte. La gran regata de clases olímpicas emplea a casi un 40% de mujeres en los diferentes departamentos de la organización, y se ha marcado como objetivo alcanzar el 50% en 2028, siguiendo el ejemplo del Comité Olímpico Internacional y World Sailing.

Los de París 2024 serán los primeros Juegos Olímpicos paritarios, con igual representación de hombres y mujeres entre los atletas. Para la vela, ello ha supuesto cambios en las clases, como el estreno del nuevo 470 Mixto, con tripulaciones mixtas. Nora Brugman, quien acaba de programarse campeona del mundo junto a Jordi Xammar en la misma bahía de Palma que acogerá el Princesa Sofía en tres semanas, valora este avance: “Estamos yendo por el buen camino, pero no debemos contentarnos sólo con eso”.

De ahí que el Trofeo Princesa Sofía Mallorca by Iberostar se haya propuesto alcanzar la paridad a todos los niveles. En categorías convocadas ya ha conseguido el equilibrio total: cuatro clases masculinas, cuatro femeninas y dos mixtas. En participantes, para la 53ª edición a día de hoy la representación femenina es del 41%: 444 mujeres sobre un total de 1.081 regatistas preinscritos.

Ellas también ocupan alrededor del 40% de los puestos organizativos del Trofeo Princesa Sofía Mallorca by Iberostar, y muchas de las posiciones clave tienen liderato femenino. Son dos buenos ejemplos Lisa Camós, al frente de inscripciones, y Bárbara Besalduch, en el operativo de logística.

En el equipo del Trofeo Princesa Sofía somos muy conscientes de que gran parte del éxito de la regata es atribuible a un conjunto de personas que trabajan con esmero, dedicación y mucha pasión para que todo salga perfecto o casi perfecto”, afirma Ferran Muniesa, director técnico del evento. “Sin desmerecer al resto, muchas de ellas son mujeres. No podía ser de otra manera: la regata tiene nombre de mujer”.

En la hoja de ruta del gran evento balear para los próximos años, uno de los objetivos es aumentar la representación femenina en los puestos de gestión técnica de la regata. También World Sailing se ha propuesto mejorar en este sentido.

Según datos de la federación internacional de vela, las mujeres son el 19% en la gestión de regata, el 17% de los jueces internacionales y el 15% entre los medidores. Y en los mundiales del último año sólo hubo un 7% de mujeres entrenadoras.

Es importante contar con más mujeres en la organización, el cuerpo técnico, la dirección y el arbitraje para equilibrar el deporte y asegurar el escenario más seguro y equitativo para todos los atletas”, opina Corinne Rolland-Mckenzie, Events Consultant de World Sailing, quien aboga por las cuotas y los programas de formación y reclutamiento para revertir estos datos.

Julia Castro, encargada de la gestión de redes sociales del Trofeo Princesa Sofía Mallorca by Iberostar, coincide: “A veces no nos damos cuenta de lo importante que es estar representadas en diferentes ámbitos. Pero, por ejemplo, que haya una mujer narrando un deporte cambia mentalmente muchas cosas en el espectador y el oyente”.

En opinión de Laia Tutzó, ex regatista olímpica y ahora directora de Desarrollo de Negocio e Innovación de la Real Federación Española de Vela, “el tesón de las pioneras, el nuevo contexto social y la progresiva proliferación de cuotas de participación femenina en los grandes eventos profesionales y el programa olímpico ha facilitado el aumento de mujeres en la vela a nivel global. Theresa Zabell, Natalia Vía-Dufresne, Anna Corbella, María Torrijo, Ana Sánchez del Campo y muchas otras pioneras de nuestro país han abierto muchas puertas para todas nosotras, pero seguimos lejos del objetivo”.

Cati Darder, primera mujer que ostenta el cargo de presidenta de la Federación Balear de Vela, argumenta que “es importante impulsar el deporte femenino, que no quiere decir que se esté quitando cuota o protagonismo a los chicos; hay que comunicarlo bien”. En este sentido se entienden iniciativas como la Liga Iberdrola de vela femenina organizada por la RFEV, que ofrece un espacio flexible e inclusivo para mujeres de perfiles muy diversos que quieren disfrutar de la vela de competición sin ser profesionales.

Para Laia Tutzó, la perspectiva femenina y la existencia de mujeres referentes es imprescindible para que el deporte crezca a todos los niveles, “porque las mujeres debemos ser parte del cambio”. De ellas, las nuevas generaciones son una pieza clave, porque queda mucha travesía por delante para llegar a la igualdad de género real. Por eso Nora Brugman lanza este mensaje a las niñas que practican hoy Optimist, la base de la vela: “No os pongáis límites, aspirad a lo más alto y luchad por conseguirlo, sin miedo a equivocaros. Y haced piña, ayudaos y apoyaos entre vosotras”.

El 53 Trofeo S.A.R. Princesa Sofía Mallorca by Iberostar, que se disputa del 29 de marzo al 6 de abril, se celebra bajo la organización conjunta del Club Nàutic S’Arenal, el Club Marítimo San Antonio de la Playa, el Real Club Náutico de Palma, la Real Federación Española de Vela y la Federación Balear de Vela, con el respaldo de World Sailing y las principales instituciones públicas baleares.