El Trofeo Ciutat de Palma de vela cumple 70 años

El Trofeo Ciutat de Palma de vela, la competición deportiva más antigua de Baleares celebrará este año su 70 aniversario con una participación de lujo. La prueba, cuyo periodo de inscripción concluye el próximo viernes, se disputará entre el 4 y el 7 de diciembre bajo la organización del Real Club Náutico de Palma (RCNP).

La clase infantil Optimist cuenta con 292 deportistas preinscritos. Entre los concursantes en esta categoría se encuentran el español Tim Lubat (RCNP) y el tailandés Weka Bhanudandh, cuarto y quinto del mundo, respectivamente. También aparecen en el listado el italiano Niccoló Pulito, vigente subcampeón de Europa por detrás del regatista mallorquín del RCNP Xavier Garcia Ollé -quien estará presente en el Trofeo Ciutat de Palma en la clase ILCA4, donde ha iniciado recientemente su nueva singladura deportiva- y Jonh Frederik Wolff, undécimo del mundo y campeón nacional danés.

La regata se disputará, como es tradición desde hace dos décadas, aprovechando el puente festivo de la Constitución. Según la previsión de los organizadores, reunirá alrededor de 400 barcos de las clases Optimist, 29er, 420 e ILCA 4 y 6 procedentes de al menos 9 países (España, Italia, Dinamarca, Alemania, Irlanda, Suiza, Inglaterra, Holanda y Tailandia y Estonia). Una de las novedades de la edición de este año será la incorporación de la clase 29er, por la que el RCNP ha apostado como sustituta del 420, y en la que ya están confirmadas tripulaciones de Cataluña y Valencia, además de la flota balear. En ILCA 4 (antes llamado Laser 4.7) los barcos inscritos superan los 60.

Manu Fraga, director deportivo del RCNP, señala que el Ciutat de Palma es la prueba más importante de vela infantil y juvenil que se celebra en Baleares. “Estamos muy satisfechos con la respuesta que estamos teniendo tras el aplazamiento del año pasado. Vemos que poco a poco recuperamos la fuerza de otras temporadas, con muchos y muy buenos regatistas. No hay que olvidar que está es nuestra regata con más historia, pues su primera edición se remonta al año 1950”, explica Fraga.

El RCNP destaca que esta regata es un claro ejemplo del doble “compromiso” de la entidad: por un lado, con el deporte infantil y de base, y, por otro, con la ciudad de Palma, ya que la regata congrega no sólo a los deportistas, sino también a técnicos y familiares. Ello, según Manu Fraga, “es beneficioso para la economía y la imagen de Palma como destino deportivo náutico de primer nivel también en el segmento de la vela ligera”.